Enviar Imprimir Volver

Endoscopía Digestiva Alta

¿Qué es una endoscopía?

Endoscopía alta, también conocida como Esofagogastrduodenoscopía o Panendoscopía, es un procedimiento que permite que el médico examine por dentro (esófago, estómago y duodeno), usando un tubo flexible que posee un lente y una fuente de luz.

¿Por qué se hace una endoscopía?

La endoscopía alta habitualmente se hace para evaluar, entre otros, síntomas como dolor abdominal persistente, nauseas, vómitos o dificultad para tragar.

Es también la mejor forma de encontrar las causas de sangramiento del tracto intestinal alto, para detectar inflamación, úlceras o tumores del esófago, estómago o duodeno. Se puede tomar biopsias (pequeña muestra del tejido obtenida de áreas sospechosas).

Las biopsias se toman por diferentes razones y no necesariamente por una sospecha de cáncer.

Se pueden remover o sacar pólipos (usualmente de origen benigno), cuerpos extraños o tratar sangramientos.

¿Qué tipo de preparación requiere?

Para un examen mejor y seguro, el estómago debe estar vacío.

La enfermera a cargo hace entrega de las indicaciones y el paciente debe dar aviso sobre cualquier medicamento que esté tomando, alergias o enfermedad.

¿Qué pasa durante la endoscopía?

El paciente tendrá una sedación en su garganta con un anestésico local (Dimecaína Spray) antes del examen, y se le podrá inyectar medicamento a la vena para relajarlo durante el examen.

Mientras el paciente permanece en una posición cómoda, de lado, el endoscopio es pasado a través de la boca y después bajará por su esófago, pasando por su estómago y duodeno. El endoscopio no interviene en la respiración.

Vea además: